En Asesoría Emprendedor ayudamos a las empresas a lograr recursos para que puedan operar desde el inicio de actividades.

¿Cómo solicitar financiación para un emprendimiento? Suele ser una de las consultas que recibimos por parte de emprendedores con muchas iniciativas, pero que necesitan plasmarlas en la realidad. En este artículo contaremos algunas de sus claves.

La financiación es clave para todo emprendimiento, ya sea para poder desarrollar un negocio o para poder expandirse hacia nuevos horizontes. Incluso a veces es necesario para cuando quieres realizar pedidos grandes o un cliente se retrasa en el pago de la factura.

Para estos casos muchos emprendedores echan mano a sus ahorros, pero ¿Qué ocurre si no los tienes o si, aún teniéndolos, prefieres reservarlos para otra instancia más adelante? Para esto existen mecanismos de financiación.

¿Qué te ofrecemos?

Asesoría Emprendedor consigue la financiación que necesita tu negocio. Te asesoramos en buscar la mejor fórmula de financiación para cada caso y te acompañamos en toda la negociación con el banco. Aportamos y conseguimos toda la documentación económica, redactamos los planes de viabilidad y llevamos adelante la negociación sobre las condiciones bancarias.

Incluso trabajamos directamente con varios bancos como el BBVA, SANTANDER y SABADELL, pero recomendamos que acudiamos primero a tu banco habitual.

¿Qué tipo de instrumentos existen?

Las operaciones financieras que se suelen contratar son las siguientes:

  • PRESTAMOS: Se pide una cantidad de dinero para obtener liquidez y recibir el dinero todo junto. Esta cantidad se devuelve en un plazo en años a convenir. Se debe indicar al banco el destino de este dinero y suele coincidir con la inversión necesaria para el negocio. Ejemplos de estos destinos pueden ser reformas, compra de equipos informáticos, compra o arrendamiento de mobliarios, maquinaria, decoración, desarrollo de página web o compra de mercancías.

Para esto los bancos suelen requerir un pequeño Plan de Viabilidad. No hace falta que sea de 60 páginas, solo hay que resumir quién eres, porque eres bueno para el negocio, y especificar cuál va a ser el destino del dinero.

A continuación, pegamos un cuadro resumen de cuanto te saldría a pagar de cuota al mes un préstamo a un tipo de interés del 3%.

Planteamos dos escenarios: uno a 5 años, otro a 7 años.

  • PÓLIZAS DE CRÉDITO: Este tipo de financiación se parece mucho a una tarjeta de crédito, ya que puedes ir retirando dinero poco a poco hasta el límite contratado. De forma mensual o trimestral pagarías solo los intereses generados. Eso sí: al vencimiento del año, se plantea la posibilidad de, o bien, devolver todo el dinero o bien renovar la póliza. Este último punto hará que se aplace la devolución del dinero otro año más, o que se vaya devolviendo poco a poco.

¿Cómo solicitar la financiación bancaria?

Para solicitar financiación tu emprendimiento debe aportar una serie de documentos que definiremos de 3 tipos:

  1. DOCUMENTACIÓN ECONÓMICA:

Se busca saber la capacidad de la persona para generar ingresos y/o beneficios. Para ello se aporta información del pasado como renta del año anterior o en caso de empresas el impuesto de sociedades. También se solicita otro tipo de documentación como liquidaciones de IVA, nominas actuales, tipo de contrato de trabajo. Dependiendo del tipo de perfil de cliente se pide una documentación u otra.

  1. GARANTIAS:

Más allá de analizar tu propia capacidad de generar ingresos, los bancos buscan establecer garantías de cobro, porque puede suceder que la propia persona no pueda pagar. Esto se puede dar por diferentes motivos como que fracase o no consiga los objetivos en la actividad económica, tenga un accidente, le despidan o cualquier otra situación imprevista a la hora de solicitar el préstamo o póliza. Es por ello que se establezcan las garantías de cobro que podemos establecer de 3 tipos:

  • PATRIMONIO PERSONAL: Si el propio cliente goza de una serie de activos como bienes inmuebles (casas, pisos, naves, garajes, etc) se puede considerar como que el cliente es suficientemente solvente gracias a estos activos. Es por ello, que en caso de no pagar, el Banco buscará embargar dichos inmuebles. Es importante considerar que los terrenos no suelen aceptarse como garantía.

En caso de bienes muebles (dinero ahorrado, acciones, participaciones, vehículos) que puedan actuar como garantía, suele ocurrir que los bancos buscarán pignorar dichos bienes, es decir, dejar algo en prenda al firmar un documento en el que banco se queda con dichos bienes para ejecutarlos en subasta en caso que no se pague la deuda. Normalmente los bancos solo hacen esto con dinero y participación de acciones, cuentas de ahorro. Pero, por lo general, esto es poco frecuente.

  • AVALISTA, es cuando un tercero se compromete a pagar la deuda en caso de que el cliente no lo haga. Para ello, también analizarán también las capacidades económicas de dicha persona y se le requerirá toda la documentación económica comentada.

Estas sociedades cobran por sus servicios y suelen ir avalando entre el 50 y 80 % del importe de las operaciones.

¿Qué diferencias hay entre estas opciones?

Los bancos suelen facilitar las operaciones con estos actores porque saben que van a cobrar rápido en caso de impagos. Es por ello, que para el banco el riesgo es menor, y mantienen convenios con las propias SGR para que los intereses sean reducidos, entre el 2-3%.

Pero cabe destacar que dichas sociedades cobran por sus servicios de actuar como avalistas. En concreto cobran una serie de comisiones, al principio, y después con carácter anual:

  • Comisión de Estudio : 0,5 – 1%
  • Comisión anual: 1% del capital pendiente de amortizar
  • FIANZA: 3% del importe avalado. Lo devuelven al finalizar el préstamo.

En términos técnicos se trata de una participación en la propia sociedad, porque se dice que solo pueden avalar a socios, por lo que convierten en socio a cada nuevo prestamista, con un importe del 3% del capital solicitado.

A modo de jemplo, ante un préstamo de 20.000 € a 5 años vamos a plantear la comparativa de costes de estar trabajar con una SGR y no hacerlo. Si es con una SGR es probable que el interese sea del 2,5 % y sin una SGR quede en un 3,5 %.

* Cabe destacar que la FIANZA no es un coste ya que será devuelto, pero consideramos interesante sumarlo porque supone un pago inicial que es interesante tenerlo en cuenta al principio.

¿Qué es un plan de viabilidad y por qué lo necesitaré?

Cuando el destino de un préstamo es un negocio o una actividad económica, el banco necesita un documento en el que se explique el negocio, quiénes son los promotores y un detalle de la finalidad del préstamo, así como una estimación de ingresos, gastos y por tanto, de los beneficios del negocio.

Este documento debe ser a modo resumen. Los bancos no suelen requerir más que un documento de 5 o 6 páginas para entender a grandes rasgos el proyecto. Quizá un inversor requiera más información al respecto y un Plan Económico y Financiero de más calado, pero para un banco es suficiente.

En Asesoría Emprendedor trabajamos para que los emprendedores sean exitosos en sus negocios. Consulte nuestros servicios de financiación a emprendedores y empresarios para iniciar un negocio de manera segura y firme.

Call Now ButtonLLAMAR AHORA
Abrir chat
Reserva Tu Consulta AHORA Aquí!!