En Asesoría Emprendedor te ayudamos a conocer cómo calcular el IRPF en España, cómo presentar la declaración y qué gestiones necesitas para obtener el mejor rendimiento fiscal.

cálculo IRPF en España, calculadora, documentos, impuestos,

¿Cómo calcular el IRPF? ¿Qué actividades están contempladas? ¿Qué tipos de deducciones se pueden realizar? Muchos autónomos y empresarios plantean estas preguntas cuando llegan a Asesoría Emprendedor. En este artículo te lo contamos.

Aunque realizar una declaración de la renta pueda ser complicado para las personas ajenas a las actividades fiscales, todos deberíamos conocer su funcionamiento.

El concepto de las retenciones

Normalmente, la ciudadanía, en contraposición con empresarios o autónomos, conocen este impuesto como la “Declaración de la Renta”. Los ciudadanos-empleados solo tienen que hacerla una vez al año y desean pagar poco o que incluso les salga a devolver.

Lo que no todos saben es que Hacienda obliga a los autónomos y empresarios a realizarle adelantos a lo largo del año en curso, para que cuando llegue el momento de hacer la declaración de la renta, no quede mucho por pagar o, por el contrario, salga a devolver.

Este concepto de adelanto se llama Retenciones y se liquidan o se ingresan a Hacienda, al igual que el IVA, cada 3 meses. Los autónomos o empresas que son llamados “retenedores” deben calcularlo y presentarlo. Los “retenidos” serían las personas físicas o ciudadanos en general.

¿Cómo calcular el IRPF?

1- El objeto del IRPF es conseguir obtener un porcentaje del “Beneficio” de las personas físicas. Este beneficio se calcula por la diferencia entre ingresos y gastos.

Los ingresos son fáciles de definir porque son toda fuente de dinero que una persona obtiene por distintas vías, como por ejemplo salarios, alquileres, actividades económicas, premios, subvenciones, compra-venta de bienes, dividendos de empresas, intereses cobrados a terceros, entre varios otros.

Sin embargo, determinar los gastos suele ser más problemático porque cada uno puede gastar distinto en función de su nivel de vida y, por otro lado, sería complicado exigirle a los ciudadanos que llevasen un control exhaustivo de facturas o compras realizadas en todos los sitios, como el supermercado, la facturas de luz y agua, el alquiler o hipoteca, la compra de ropa, gasolina, el pago de colegios, la manutención de hijos y un largo etcétera.

Este control sí que se les exige a las empresas. La solución a este problema es cambiar los gastos por otro concepto que son deducciones y reducciones.

Estás serán mayores o menores en función de las características de las personas. A continuación enumeramos las deducciones/reducciones y sus importes para el 2015, por tomar un año aleatorio como ejemplo.

Cabe decir que tanto las deducciones y reducciones son las partes que restan, pero no es nuestra intención indicar la secuencia de la resta con el fin de que resulte lo más sencillo posible, ni tampoco indicar todos los posibles importes que hay en cada opción, sino sólo los más habituales:

Tipos de deducciones e importes:

Tipo de deduccionesImporte añoBreve explicación
Mínimo personal y familiar5.500 €Lo tienen todas las personas y recoge lo que se gastarían en comida, ropa, etc.
Primer Descendiente
(hijos < 25 años)
2.400 €Para cubrir los gastos de un hijo
Segundo hijo2.700 €Para cubrir los gastos de un 2º hijo
Ascendente (> 65 años)1.150 €Para el padre o madre mayores de 65 años que viva con su hijo y si obtienen rentas menores a 8.000 €.
Discapacidad > o = 33%3.000 €Por sus gastos adicionales y dificultades
Por rendimientos del Trabajo_12.000 €Por tener un trabajo y serían por los gastos de ir a trabajar
Por rendimientos del Trabajo_23.700 € – 0 €Si ganas menos de 14.450 € .
Por rendimiento Neto de Actividades Económicas2.000 €Por tener un negocio si eres autónomo dependiente
Por Rendimientos de Actividades Económicas3.700 € – 0 €Si en el negocio ganas menos de 14.450 €, si eres autónomo dependiente.
Reducción por Nuevas Actividades (negocio)20%Podrán reducirse el 20% del beneficio en el primer y segundo año que obtenga ganancias en su negocio
Alquiler de vivienda10,05% del alquilerSolo para alquileres anteriores al 01/01/2015. Existen límites.
Inversión en Vivienda Habitual15%Solo en los casos de compras anteriores al 01/01/2013 y con un límite de 9.040 €
Plan de Pensiones100%Se reducirá el 100 % del dinero aportado, siendo uno de sus límites de 8.000 €/año.
Donativos10% – 25%El porcentaje dependerá si el donativo es una Fundación o Asociación de la Ley 49/02
Por tributación Conjunta3.400 €Para el matrimonio que decida realizar las declaración de la renta de forma conjunta.
Por ingresos irregulares > 2 años30%Se computa un menor ingreso del 30 % si la renta o ingreso es considerado como irregular y con un devengo superior a 2 años
Reinversión de beneficios5%Para aquellos tengan un negocio como autónomos, y hayan invertido en bienes nuevos.
Por Inversión en Empresas de nueva creación20%Por la inversión de una empresa cuyos socios con más de un 40% de participación NO sea un FAMILIAR.

Una vez determinado el “Beneficio” se le aplica unos porcentajes, pero antes de aplicar los porcentajes tenemos que dividir el beneficio en 2 partes, a la que se le aplican diferentes porcentajes:

  • Base General, y
  • Base de Ahorro (rentas provenientes de dividendos de empresas y de las Ganancias o Pérdidas provenientes de la venta de propiedades como acciones, pisos, coches, etc.).
Base liquidable a ahorroTipos 2015Tipos 2016
Hasta 6.000 €20%19%
50.000 €22%21%
Adelante24%23%

A continuación mostramos los porcentajes para el 2015 y el 2016, como años ejemplo, aplicables a una y otra Base, por seguir con el ejemplo de dos años:

A continuación presentamos los porcentajes para la Base liquidable de ahorro:

Base liquidable generalTipos 2015Tipos 2016
Hasta 12.450€20%19%
Hasta 20.200 €25%24%
Hasta 34.000 €31%30%
Hasta 60.000 €39%37%
En adelante47%45%

Le acabaremos pagando a Hacienda el importe resultante de multiplicar cada tipo de “beneficio” por su porcentaje correspondiente.

Si nos fijamos en la tabla, el que más gane pagará más porque entre otras cosas se le va a aplicar un porcentaje mayor. Pero la cuestión es que Hacienda irá cobrando el dinero a lo largo del ejercicio a modo de adelanto de la declaración que se realizará en mayo o junio del año siguiente.

En concreto cada 3 meses exige que adelantemos una parte de lo que ellos consideran que tendremos que acabar pagando. Luego, cuando se haga la declaración de la renta ya veríamos si se le ha adelantado de más (nos saldría a devolver) o se le ha adelantado de menos.

Retenciones y pagos fraccionados

Para conocer con precisión cómo calcular el IRPF es importante considerar otros dos aspectos: las retenciones y los pagos fraccionados.

  • RETENCIONES: se aplica sobre los importes a pagar a terceros.
  • PAGOS FRACCIONADOS: se aplica a uno mismo cuando te puede retener,

Cabe indicar que los únicos que están obligados a retener o realizar pagos fraccionados son las empresas y los autónomos, por lo que un ciudadano nunca se enfrentaría a este problema.

Las retenciones

Son unos porcentajes que se aplican sobre el dinero que se tendría que pagar al que tendría que cobrar ese dinero. El resultado de aplicar ese porcentaje se lo tenemos que dar directamente a Hacienda cada 3 meses.

El tipo de porcentaje va a depender del tipo de dinero o fuente de ingreso: salario, alquiler, actividades económicas, dividendos, intereses, etcétera.

A continuación, vamos a mostrar unas tablas mostrando los distintos tipos de retenciones para 2015 y 2016 que como comentábamos varían en función del tipo de pago de dinero que vamos a realizar.

ConceptosTipos 2015Tipos 2016
Salarios de empleadosNo hay porcentajes fijos porque va a depender del importe de la nómina y de las características del empleado.
Arrendamientos (Alquiler)20%19%
Actividades Económicas de Profesionales
Tipo general19%18%
Primer y segundo año9%9%
Si el año anterior ganaste menos de 15.000 €15%15%
Administradores de empresas37%35%
Si la empresa «factura» menos de 100.000 €20%19%
Varios (premios, Ganancias de Bienes, …)20%19%

El documento o modelo que Hacienda nos da para indicar y realizar las retenciones son el Modelo 111 y el Modelo 115 (en el caso de alquileres) y hay que presentarlo cada 3 meses.

Su no presentación en el caso de estar obligados puede acarrear multas de más de 150 €.

Los pagos fraccionados

Son un porcentaje que el propio autónomo debe adelantar a Hacienda. Como no existe ningún proveedor o cliente que retenga ese pago, es él mismo quien tiene que ingresar una parte de su propio beneficio a Hacienda. En concreto, y el caso más habitual, es el de Estimación Directa Simplificado en el que se aplica un porcentaje del 20% sobre el beneficio del negocio.

Por poner un ejemplo, si en un trimestre tu empresa tuvo unos ingresos de 7.000 € y unos gastos de 2.500 €, obtuviste un beneficio de 4.500 €. El 20 % de 4.500 € son 900 € que tendrías que ingresarle a Hacienda.

En este caso, el documento que Hacienda nos facilita se llama Modelo 130 y hay que presentarlo también cada 3 meses junto con el correspondiente ingreso del dinero del pago fraccionado calculado. Si el autónomo esta en Régimen de Módulos el beneficio estaría estimado y presentaría el Modelo 131.

Si quieres asesoramientos, puedes agendar tu primera consulta gratuita con Asesoría Emprendedor.

Call Now ButtonLLAMA AHORA
Abrir chat
Reserva Tu Consulta AHORA Aquí!!