Acude a Asesoría Emprendedor y asesórate sin compromiso, notarás la diferencia.

Consúltanos

Cada tipo de negocio requiere de distintos niveles de inversión. Determinar que inversión necesita tu proyecto forma parte del valor añadido que damos a nuestros clientes.

Saber cuánto necesitas invertir y como conseguir el dinero necesario serán de las primeros pasos que un emprendedor o equipo de emprendedores deberá resolver.

Cuanto más ambicioso sea tu proyecto más necesario será el apoyo de un profesional. Quisiéramos adelantar alguna cifra si piensas acudir a un banco para solicitar un préstamo. Lo más interesante es acudir a una Línea ICO. Lo más seguro es que te lo ofrezcan todos los bancos, puesto que el tipo de interés está subvencionado. Por cada 10.000 euros de préstamos que solicites la cuota del préstamo sale en 200 euros al mes durante 5 años. Si necesitas 20.000 la cuota se duplicará hasta 400 euros, y así sucesivamente.

Cuanta más financiación ajena requiera tu proyecto emprendedor menos probable es que un banco te conceda el préstamo. Ante esta dificultad de financiarte en Asesoría Emprendedor buscamos soluciones alternativas para ayudarte a desarrollar tu empresa como: Crowdfounding, acudir a sociedades de Garantía Recíproca, Sociedades de Capital Riesgo, Redes de business Angels, o analizar el cómo establecer el negocio por hitos lo que permitiría autofinanciar el proyecto.

Quisiéramos destacar una de las opciones como es la posibilidad de acudir a una Red de Business Angels. Estas son organizaciones de inversores que se dedican a financiar los proyectos que les gustan. Y como es normal, cuanto más rentable sea el negocio más les gustará. En Galicia sólo hay 2 redes de business Angels y por suerte, estás tienen su sede en Vigo. Son la Red de INNOBAN y la red del Club Financiero de Vigo, llamada Red Invest. En ambas organizaciones existen unos profesionales que actuarán de filtro para presentarles tu proyecto a inversores. Para llegar a ellos hay que explicar los proyectos de una manera adecuada, es decir, utilizando un lenguaje financiero y una argumentación económica y empresarial.